Morando bajo la sombra del Omnipotente

Salmos 91 (RVR1977)

91 El que habita al abrigo del Altísimo
Y mora bajo la sombra del Omnipotente,
Dice a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confío.
Él te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.
Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;

Este es un salmo muy conocido y nos habla sobre la protección de Dios. Una protección que va por encima que la de cualquier gobierno, va más allá que la protección de tu seguro, es más poderosa que cualquier fuerza militar o policiaca.

Y aunque muchos de los salmos se le atribuyen al rey David y a Asaf, los hijos de Coré quienes fueron levitas y adoradores, el salmo 91 se le atribuye a Moisés; ¿Y quién mejor que Moisés para expresar la protección de Dios sobre su pueblo? Recordarle al pueblo que estaba atravesando el desierto que las promesas de Dios siguen vigentes.

El salmista dice que hay un lugar donde podemos encontrar la paz y la seguridad que buscamos, en estos tiempos de angustia, de inseguridad, de incertidumbre existe un lugar seguro donde podemos dejar nuestras cargas y descansar – ese lugar bajo el abrigo del Altísimo y bajo la sombra del Omnipotente.

Y esto NO es para los que vienen a cobijarse simplemente por temor, sino que Dios la ofrece a los que desean “habitar” y “morar”. Usted habita en un lugar cuando usted hace un habito de vivir allí, lo hace su morada, su lugar de descanso, lugar donde usted vive. Por eso el cristianismo no es solo una religión más entre tantas, el creyente verdadero es aquel que ha tomado la decisión de vivir bajo la sombra del omnipotente

  • Esa sombra te da paz ante las adversidades
  • Esa sombra te da firmeza cuando vienen los problemas y la crisis

Esto no quiere decir que a veces no nos desesperamos, que no pensamos que pueda pasar. Pero cuando llegan esos pensamientos el espíritu santo rápidamente nos recuerda que estamos bajo la cobertura del altísimo, que nuestra morada no es el mundo y lo que el mundo ofrece; nuestra morada está preparada para nosotros en el cielo y esa no depende de las circunstancias de este mundo.

La pregunta que te tengo hoy es: En donde estas parado/a? ¿Dónde está tu morada?

Esto es un asunto espiritual pero afecta todo lo demás. Si usted esta demasiado aferrado a este mundo, vas a sufrir las perdidas de este mundo, te va a afectar tanto que vas a caer en una crisis emocional, vas a comenzar a tomar decisiones basadas en lo que tus ojos ven, en la emoción del momento, vas a vivir la crisis que vive el mundo- Entonces: ¿Cuál es la diferencia entre el mundo y los creyentes? Preguntaran algunos, si usted vive como el mundo vive no hay diferencia; usted no es un cristiano verdadero porque no estas dando fruto; Y Jesús dijo: Mas por sus frutos los conoceréis.

Uno de los frutos del espíritu que encontramos en Gálatas 5 es la “paz”, otro es la “fe”, otro es la “templanza”. Esto es lo que el mundo debe ver en nosotros en momentos de crisis como los que estamos viviendo. ¿Dónde esta la iglesia de Cristo?

NO ES SUFICIENTE TENER LA BIBLIA ABIERTA EN LA CASA EN EL SALMO 91; ES NECESARIO VIVIRLO.

El que habita bajo el abrigo del Altísimo = No hay nadie por encima de El

El que mora bajo la sombra del Omnipotente = No hay nadie más fuerte que El

El que habita y se mantiene bajo la cobertura de Dios recibe:

  • Protección
  • Ayuda de Dios
  • Paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento
  • Sanidad
  • Gozo en medio de las pruebas
  • Confianza para moverte con libertad
  • Sabiduría para tomar decisiones sabias

No quiero decir con esto que no vamos a cuidarnos, que no vamos a protegernos, que no vamos a aplicar las buenas prácticas que nos ofrecen las autoridades –  eso sería irresponsable y Dios no se glorifica ni apoya la irresponsabilidad. Una cosa no puede invalidar la otra.

Pero lo que si aplica aquí es que aún cuando hacemos lo que tenemos que hacer siguiendo las directrices, y aunque pueda llegar la enfermedad a nuestro hogar, o la escases, Dios es quien tiene la ultima palabra. Y cuando Dios es quien está en control Usted puede dormir tranquilo – usted va a poder dormir como un bebe así se esté cayendo el mundo a su alrededor porque sabe que Jesús está en su barca – NO TEMERE – NO TEMERA MI CORAZON.

VERSO 2

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confío.

El es nuestra esperanza pueblo – Cuando tu tienes esperanza tu sabes que todo va a salir bien, que al final de todo la voluntad de Dios que es buena, agradable y perfecta se va a manifestar a tu favor.

Los que pierden las esperanzas terminan muertos – muertos en vida, caen en la crisis emocional, caen en la depresión porque no su mundo se les vino abajo, caen en la desesperación porque no ven salida. Pero si te aferras a Dios El te ayudará, El extenderá su mano y te sacará del hoyo cenagoso, del hoyo de la desesperación y te pondrá en un lugar seguro y cambiará tu lloro en canticos de agradecimiento.

El Señor es nuestra fortaleza hermano – Una fortaleza/Castillo es un lugar que aguanta ataques del enemigo. Cuando viene el enemigo y se sitúa a tu alrededor, tu tienes que cerrar todas las entradas a la fortaleza, nadie entra y nadie sale; Porque estamos en guerra. La guerra que vive el cristiano es una constante, es una guerra espiritual. El creyente tiene que continuamente entrenar para estar listo para la batalla. El que no entrenó se va a sentir inseguro, porque no conoce su opositor, no conoce las artimañas de su enemigo, y tampoco conoce su propia habilidad para enfrentarse a el en batalla.

Pero el que entrena continuamente, el que se mete en la palabra y conoce cuan fuerte es la armadura que Dios le ha provisto, y sabe que no pelea solo sino que Jehová de los ejércitos se mete al campo de batalla y va al frente como el general en batalla – No teme! Sabe que esta batalla ya está ajustada a tu favor.

Pero si usted es de los que se rinde antes de comenzar la guerra…

Dios buscan hombres y mujeres de fe, que se paren firmes ante la circunstancia, que declaren con su boca las promesas de Dios para los que confían. El mundo necesita escuchar que es lo que la iglesia tiene que decir ante la realidad que vivimos hoy. Seamos la sal y seamos luz.

Mateo 5:13-16 Dios Habla Hoy (DHH)

Sal y luz del mundo

13 »Ustedes son la sal de este mundo. Pero si la sal deja de estar salada, ¿cómo podrá recobrar su sabor? Ya no sirve para nada, así que se la tira a la calle y la gente la pisotea.

14 »Ustedes son la luz de este mundo. Una ciudad en lo alto de un cerro no puede esconderse. 15 Ni se enciende una lámpara para ponerla bajo un cajón; antes bien, se la pone en alto para que alumbre a todos los que están en la casa. 16 Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo.

VERSO 3
Él te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.

Satanas viene como un cazador que atrapa su presa con un lazo. Cuidado de caer en las trampas del enemigo de las almas que es sutil, pone la trampa y se esconde a esperar su presa.

Te librará de la peste destructora que es la enfermedad del alma que es la peor enfermedad que existe. Estas enfermedades pandémicas que vemos son alarmantes, pero peor que esta es el pecado que hiede ante el trono de Dios. El mundo puede que se libre del corona virus, pero a causa del pecado vendrán peores y yo creo que la iglesia va a ser levantada de este mundo antes de que lleguen las plagas que habla el apocalipsis en donde morirán millones de personas. Esto que tu y yo estamos viviendo es solo una pequeña prueba de lo que ha de venir. Este mundo tiene que ser destruido a causa del pecado, y el que se aferre a él también será destruido junto con él. La salida se encuentra en Cristo. Y como decía mi hermano Yiye avila “Corre a los pies de Cristo. Escapa por tu vida antes de que sea demasiado tarde”.

Verso 4

Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;

Con sus plumas – como la gallina arropa a sus polluelos … así está el creyente que confía en Dios. Hay seguridad en el.

La gallina arropa a sus pequeños para cuidarlos del frio, para guardarlos de la tempestad, para guardarlos del cazador para que no sean presa.

“Jerusalen, Jerusalen, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! Cuantas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!” (Lucas 13:34).

Todavía hoy hay muchos que rechazan a Dios, rechazan su deseo de cubrirlos, su deseo de protegerlos.

Continua el verso 4 diciendo

Escudo y adarga es su verdad = Esto quiere decir que Su verdad(el Evangelio) es nuestra defensa

 (Adarga = escudo de cuero – nombre femenino)

Verso 5 en adelante

No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,   (esto habla de flechas que son lanzadas – de ataques de guerra espiritual como lo que estamos viviendo hoy. Hay gente aterrorizada por estas flechas, las noticias, los medios, el pánico – La iglesia no puede estar aterrorizada por esto – Diga No temeré!!)
Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.

VERSO 7

Declare esto conmigo:

Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.


Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la retribución de los impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo, por tu habitación,
10 No te sobrevendrá ningún mal,
Y ninguna plaga tocará tu morada.

OREMOS

Dios, en este día te pido por tu protección. Abrázame y envuélveme bajo tu cobertura y nunca me dejes ir. Perdóname si te he fallado, límpiame con tu sangre y lávame con tu espíritu.

Señor, ahora te presento la situación que estamos viviendo hoy. Te pido tu protección sobre el personal de ayuda medica que se encuentra trabajando día y noche ayudando a combatir este virus pandémico. Protégelos y ayúdales a cumplir con su misión. Te pido lo mismo por los policías, bomberos, soldados y todo el personal voluntario. Que tu mano esté sobre ellos.

Que en este tiempo tu iglesia sea sal y luz en medio de la crisis y que el mundo pueda conocerte a través del testimonio de cada creyente que produce fruto de paz y gozo en medio de la tempestad.

En Cristo Jesús, Amen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: