Tiempos de Nuevos Comienzos

Con un nuevo año llegan nuevas expectativas. Todos deseamos que el nuevo año sea mejor que los anteriores. Pero la realidad es que no sabemos que pasará, solo Dios tiene esa respuesta, El sabe todas las cosas. Es por eso que necesitamos encomendarnos a Su plan antes de dar un paso, antes de tomar decisiones.

Cada año yo me he dado a la tarea de dirigirlos a ustedes a la oración y el ayuno para descifrar el corazón de Dios para este nuevo tiempo. Hay cosas que no van a pasar a menos que usted sea determinado y zagas.

Mateo 7:7-11 Reina-Valera Antigua (RVA)

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá.

¿Qué hombre hay de vosotros, á quien si su hijo pidiere pan, le dará una piedra?

10 ¿Y si le pidiere un pez, le dará una serpiente?

11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas á vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos, dará buenas cosas á los que le piden?

Si no pide no recibe, si pide mal tampoco recibe, si no toca nadie abrirá y si toca la puerta incorrecta tiene que aferrarse a las consecuencias.
Para eso Dios nos ha dejado su Espíritu Santo, para guiarnos por el camino correcto en el tiempo correcto. 

Dios es fiel a sus promesas. El es fiel a su palabra

Muchos quizás te han fallado en sus promesas, pero Dios no es así. El cumple lo que promete y su palabra está llena de promesas para ti.

Quizás te quedaste esperando el cumplimiento de una promesa que recibiste y llegando el 2020 te preguntas ¿qué paso? ¿Se habrá olvidado Dios de lo que prometió?

Leí la historia de un maestro de escuela que le prometió a sus estudiantes lanzarse con un paracaídas de un avión si lograban sobresalir en las pruebas que da el estado para medir el aprendizaje de los estudiantes. Para su sorpresa sus estudiantes lograron la meta. Ahora le tocaba a el maestro cumplirles su promesa. Se subió al avión con una cámara Go-pro que grababa en detalle el terror en su rostro al lanzarse. Al llegar a Tierra firme fue recibido por fuertes aplausos de todos sus estudiantes que lo esperaban contentos porque su maestro supo cumplir su promesa.

Dios sabe cumplir lo que promete. No lo dudes, no rompas el pacto que hiciste con él. Quizás no fue en el 2019 pero este puede ser tu año de cumplimiento. ¡Decláralo, créelo! Y procura no fallarle tu a Dios. Sele fiel hasta la muerte porque hay una corona de vida esperando por ti en ese día glorioso cuando te tengas que presentar ante el Señor.

Sus promesas para ti incluyen una vida eterna junto a él donde ya no habrá mas lloro, ni tristeza, ni dolor. No enfermedad, ni perdida de seres queridos, ni matanzas, ni guerras, ni separación entre clases sociales, o color, o raza. El nos unirá como un solo pueblo, bajo un solo Señor y un solo gobierno, y nos pastoreará como el buen pastor que dio su vida por salvar sus ovejas.  

Si esa fuese la única promesa que Dios fuese a cumplirme, yo creo que vale la pena servirle. Pero El es tan bueno y misericordioso que nos ha dado cientos de promesas en adición a esta. Hay tantas promesas para ti que puedes experimentar algo nuevo cada día del 2020.

Procura este año leer más la Biblia, conocer más de Él, seguirle más de cerca, vivir su palabra, procurar ser mas como Jesús. Y así como ese maestro supo cumplirle a sus estudiantes, Dios cumplirá lo que te ha prometido. Sus promesas siguen vigentes hoy.

Quizás tu estas diciéndote a ti mismo/a “yo no merezco otra oportunidad. Yo he fallado demasiadas veces.” Pero A TI Dios te dice en este día “Volvamos a Comenzar. El 2020 es un año de Nuevos Comienzos”.

Al Dios que servimos es uno de 2das oportunidades. Cuando la gente dice “tu no mereces perdón” Dios te dice “hijo, te perdono…ven a mis brazos” Cuando otros dicen “tu no vales nada” Dios te dice “eres lo más preciado para mi” Cuando otros dicen “no mereces otra oportunidad” Dios te dice “borrón y cuenta nueva. Comencemos otra vez de cero” – Borro tu culpa. No la cubre sino que la extirpa y la echa al fondo del mar y no vuelve a recordarlas nunca jamás.

Historia de Jabes

En la primera carta a los Corintios en el capítulo 4 encontramos la historia de un hombre llamado Jabes.

En su vida tuvo que haber vivido experiencias difíciles a causa de su nombre que en el original significa “doloroso, o alguien que causa dolor” hoy le llamaríamos “el problemático/a”. Su madre lo llamo asi porque en el proceso de dar a luz este hijo le causo mucho dolor. Fue un parto traumático, desde el alumbramiento antes de nacer ya de la boca de su propia madre lo habían marcado como alguien que causa mucho dolor, alguien que es un problema.
Cuantos de ustedes le han dicho “tu eres un problema, eres terrible, contigo no se puede lidiar, tu no sirves como padre/madre, no sirves como esposo/a, no eres buen hijo” y eso aunque es parte de tu pasado, pero te marco de por vida y sientes como que te es imposible librarte de esa marca … te dijeron “tu no sirves, vas a ser como tu padre, un problemático, un padre/madre ausente, irresponsable, persona sin palabra,  poco confiable.

Pero Dios me envió hoy para decirte ¡No Mas! ¡Se acabó! Hoy quito esa marca, hoy extirpo de raíz esa maldición, borrón y cuenta nueva…y aunque otros quizás nunca te perdonen, nunca olviden lo que hiciste yo te perdono dice el Señor, yo no te juzgo. El te cambia, transforma en una nueva criatura – Todas las cosas viejas pasaron; eh aquí todas son hechas nuevas” Un nuevo día comienza hoy para ti, una nueva vida llena de gozo y nuevas experiencias lindas entre tu y Dios y donde Dios es el actor principal, donde el Espíritu Santo es quien te guía, el que te sostiene, el que te guarda, el que

trae paz a tu vida, el que te llena de sabiduría para que puedas tomar las decisiones correctas.

Hay gente que en este año si deciden creerle a Dios, algo grande va a ocurrir en sus vidas. Puertas hacia el éxito van a abrirse, cosas inesperadas van a ocurrir – Simplemente porque decidiste creerle a Dios. Esa marca del fracaso Dios la quita, no tengas miedo en moverte hacia adelante, no dejes que tu pasado limite lo que Dios está por hacer para llevarte al destino que ya El ha marcado para ti.

Jabes se aferró a su fe. El sabía que de otra manera esa marca de su pasado lo seguiría como una maldición por el resto de su vida. Pero él tuvo que tomar una decisión. Tú tienes que tomar una decisión. No esperes más, no dejes que las palabras de otros guíen tu destino. Aférrate a tu fe. Confía en el evangelio de Jesucristo que es el que cambia y transforma las vidas. Si te caíste, no te quedes en el suelo, levántate que Dios te extiende su mano para restaurarte hoy y formar un nuevo destino para ti, Para que otros vean a través de tu testimonio que Dios es un Dios de poder.

Hay un mejor destino para ti ¡Y ese es el que cuenta!
Cuando Cristo llega rompe las cadenas, rompe la maldición y trae la bendición.

Jabes oró dice la Biblia. El oró a Dios porque sabía que el Dios al cual servía es un Dios que escucha, un Dios que bendice, un Dios que tiene planes de bien y no de mal, que ama y desea lo mejor para sus hijos. Y Jabes hizo un pacto con Dios “si me bendijeres…”

1 Crónicas 4:10 La Biblia de las Américas (LBLA)

10 Jabes invocó al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si en verdad me bendijeras, ensancharas mi territorio, y tu mano estuviera conmigo y me guardaras del mal para que no me causara dolor! Y Dios le concedió lo que pidió.


Conclusión

En este día te invito a pactar con Dios. No salgamos de aquí sin hacer un compromiso con el Dios nuestro, el Dios de Jabes, el mismo que bendijo a Jabes te quiere bendecir a ti. Quiere ensanchar tu territorio, quiere darte bendiciones mas allá de tu entendimiento, para que seas bendición a otros, para que puedas ser útil en sus manos, para que puedas ser el padre/madre que El espera que seas, para que puedas ser el marido o esposa que tu pareja necesita(no que quiere, sino el/la que necesita en su hogar para que ese hogar prospere)
 Corre al altar y pactemos con Dios en esta tarde.
Hagamos una marca en este primer servicio dominical del 2020. Los cielos están abiertos, los oídos de Dios están atentos al clamor de este lugar, sus ojos están puestos en ti en este día…Dios sabe lo que puede hacer por ti, ahora te toca a ti Activar tu fe y creerle en lo que El puede hacer por ti.

Ensancha territorios hoy Dios
Rompe con cadenas del pasado.
Quita la maldición y trae tu bendición
Quita el estancamiento
Extirpa la culpa y trae sanidad interior
Refresca el alma

Si no le has entregado tu vida a Cristo o si te has alejado de sus caminos te invito a orar esta simple pero poderosa oración:

“Jesus, te invito a tomar control de mi vida en este dia. Perdona mis pecados y salvame. Reconozco que te necesito y hoy hago un compromiso contigo de seguirte. Ayudame en este nuevo comienzo. Con tu ayuda y la guianza de tu espiritu santo llegaré al nuevo destino que has trazado para mi. Amén.”

Te felicito por dar este paso de fe. Bienvenido a la familia de la fe. Te animo a buscar una iglesia que predique esta sana doctrina del evangelio completo para que seas discipulado y donde puedas servir a Dios. !Un abrazo en Cristo!

Pastor Ricky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: