Espíritu de Conquista

Números 13:1-14:10 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Misión de los doce espías

13  Y Jehová habló a Moisés, diciendo:

Envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos.

Y Moisés los envió desde el desierto de Parán, conforme a la palabra de Jehová; y todos aquellos varones eran príncipes de los hijos de Israel.

25 Y volvieron de reconocer la tierra al fin de cuarenta días.

26 Y anduvieron y vinieron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades, y dieron la información a ellos y a toda la congregación, y les mostraron el fruto de la tierra.

27 Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella.

28 Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.

29 Amalec habita el Neguev, y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en el monte, y el cananeo habita junto al mar, y a la ribera del Jordán.

30 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.

14 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche.

Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !!Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!

¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?

Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.

Entonces Moisés y Aarón se postraron sobre sus rostros delante de toda la multitud de la congregación de los hijos de Israel.

Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos,

y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena.

Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.

Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.

A veces Dios nos pide que hagamos cosas que van más allá de nuestro entendimiento humano. Para esos momentos es que Dios nos ha puesto una fe en nosotros, pero es necesario activar esa fe.

Dios te puede pedir algo que tu no puedes hacer, pero nunca te va a pedir algo que El no pueda hacer a través de ti.

Fueron 12 los espías que Moisés envió a sondear la tierra de Canaán. Había llegado un tiempo crítico para esta generación. Habían pasado por el desierto, habían visto la mano de Dios abrir el mar rojo, cruzaron en seco, y vieron como el ejército del faraón que los perseguía fue ahogado con sus caballos y carrozas de guerra en el mar. Dios estaba con ellos – no había duda de que fue Dios quien hizo aquellas maravillas. Les proveyó maná en el desierto, los alimentó con codornices, los alumbró con una columna de fuego en la noche y los cubrió del sol candente con una columna de nube. Dios estaba con aquel pueblo.

Moisés supo que era el tiempo, era un tiempo de conquista, estaban preparados, se sentían fuertes para aquella movida y sabían que la tierra estaba habitada; Lo que Dios les prometió no vendría sin esfuerzo, tenían que trabajar, tendrían que pelear para obtener la bendición. Entonces Moisés hizo una movida militar; vayan 12 príncipes de entre ustedes a mirar que hay allá en Canaán.

No eran cualquier persona; eran príncipes, eran líderes de tribus, hombres preparados en tácticas de combate, con conocimiento de tácticas de espionaje, hombres de alta capacidad e inteligencia, tendrían que tener mente fotográfica, tendrían que conocer como comunicarse entre ellos sin ser detectados, como vestirse, como actuar para no ser detectados.

Fueron 12 espías, la Biblia hace mención de sus nombres; Pero hermanos, las tácticas no son suficientes para una guerra que es también espiritual. La inteligencia y capacidades no son suficientes para esta lucha que Dios nos llama a pelear. Hay que tener fe porque sin fe es imposible agradar a Dios.

40 días estuvieron metidos en aquella ciudad, conocieron su gente, su forma de vivir, vieron las tierras fructíferas, tierra buena, fértil, agradable – Solo tuvieron un pequeñito problema – NO CONFIARON EN DIOS

Tu puedes tener todo un plan perfecto según tu, puedes tener gente con influencias, que conocen gente, están bien conectados, puedes tener el # del presidente a tu disposición, pero si NO CONFIAS EN DIOS VAS A FALLAR EN LA MISION.

La incertidumbre es un gigante. El ¿que pasa si..?

Si ellos iban a pelear con sus propias fuerzas y habilidades no necesitaban fe. Este tipo de conquista requiere de una fe viva y no una fe muerta, una fe activa y no una fe desactivada…Activa tu fe pueblo! Creámosle a Dios y veras como nos entrega la tierra, una tierra buena, fértil, lista para ti y tu familia. No sabemos donde Dios nos llevará después de aquí. Un año, dos años, no lo se. Pero lo que si se es que Dios tiene un plan, y en ese plan hay una tierra fértil, buena, agradable.

Te pregunto, ¿De que espíritu eres tu? ¿De el de los 10 que trajeron un reporte negativo? ¿O el de Josué y Caleb que le creyeron a Dios y dijeron “A esos gigantes nos los comeremos como pan” En buen puertorriqueño eso quiere decir “A esos gigantes yo me los hecho en el bolsillo”. Y aquí en ingles diríamos “Bring it on!!! God Will fight by my side, He is much bigger and stronger  than them”.

CONCLUSION

Para los que tienen fe Dios tiene cosas preparadas mas allá de lo que puedes imaginar o creer. Has maravillas que solo podremos ver si nos lanzamos por fe. Ahí es donde salen los testimonios que luego les contaras a tus descendientes.

Dios no promete que va a ser fácil, pero El si promete que valdrá la pena el sacrificio

El pueblo lloró y se quejó contra Moisés y el liderazgo cuando escuchó aquel reporte negativo de los 10 espías que no tuvieron fe, no vieron más allá de sus ojos físicos, no creyeron que Dios les ayudaría a conquistar.

No te quejes cuando las cosas se pongan difíciles, mantén tu fe en la promesa, mantén un espíritu de conquista.

Aléjate de la murmuración, del chisme, de los que traen mala información, de los que traen palabras de desanimo para matar tu fe. Esa gente actúa en la carne. Líbrate de ellos para no caer como ellos.

Imagínese a Josue y a Caleb sentados con sus hijos y luego nietos contándoles lo que Dios hizo cuando ellos le creyeron a Dios por encima de la duda. Cuando otros decidieron dudar ellos decidieron ir contra la corriente y creerle a Dios.

Aunque no pueda ver estas obrando…El ahora mismo está obrando, el plan esta trazado, solo nos toca creer, confiar, actuar en fe, un paso a la vez pero en la dirección correcta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: