Ebenezer

1 Samuel 7 La Biblia de las Américas (LBLA)

12 Entonces Samuel tomó una piedra y la colocó entre Mizpa y Sen, y la llamó Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ha ayudado el Señor. 

Es importante y necesario detenernos en ciertos momentos claves de nuestro peregrinaje para contemplar la marca de la mano de Dios a través de los años de nuestra carrera.

Todo lo que ha pasado hasta aquí ha sido por obra de la mano de Dios, es un milagro el estar aquí, el cumplir 15 años, el usted estar sentado/a aquí en ese asiento; No es por casualidad todo esto. Y aunque no somos merecedores de nada, Dios en su infinita misericordia y amor se ha fijado en cada uno de nosotros y a causa de las muchas oraciones de gente que estuvo antes de nosotros, sacrificios, compromiso, de ayuno, hoy podemos detenernos para mirar atrás y decir EBENEZER – Fue Dios quien nos trajo hasta aquí, El nos ayudó y seguirá ayudándonos hasta cumplir su propósito.

¡!Si usted está agradecido dele un aplauso al Señor!!!

  • Por traer tu familia a sus caminos,
  • Por traer tus hijos,
  • Por la restauración de tu matrimonio y de tu hogar
  • Por la restitución de todo lo que el enemigo te robó – Por regresártelo multiplicado

Ebenezer = dice en otra traducción “Todavía Dios no ha dejado de ayudarnos.”

El no ha terminado con la obra que comenzó, es mucho más lo que tiene guardado para mostrarte:

Lucas 6:38

Dad, y os será dado; medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciarán en vuestro regazo. Porque con la medida con que midáis, se os volverá a medir.

Iglesia, mientras tu continúes dando de la medida que Dios te da, la provisión nunca te va a faltar.

Dios añadirá las almas que han de ser salvas, El multiplicará los recursos para que haya mas que suficiente para su obra y nada os faltará si lo honramos a El primero.

El ha prometido guiarnos con su presencia, pelear por nosotros en el campo de batalla y darnos una victoria segura.

En los días del profeta Samuel los filisteos se habían levantado contra el pueblo de Israel en batalla. Eran miles y miles de soldados listos para tomar aquella ciudad.

Iglesia, vivimos en una guerra continua. Satanás se ha levantado en contra tuya y te ha rodeado para tomar tu ciudad. Nuestros hogares están en continuo ataque, nuestros hijos, los valores que representamos como cristianos están siendo atacados por las fuerzas malignas.

En Israel se encontraba el arca del pacto que simbolizaba el lugar donde habitaba la presencia del todopoderoso. El pueblo de Israel sabia que mientras la presencia de Dios estuviese con ellos nada ni nadie les podría hacer frente.

Como Dios le había dicha a Josué :

Josué 1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Hermanos, ahí es donde está la clave de nuestra victoria, en la palabra. Por eso hay que continuamente escudriñarla, enseñarla a nuestros hijos, predicarla para que nos vaya bien, para que Dios nos prospere en nuestros planes, en cada actividad, en cada reunión. Que El sea el centro de todo.

Pero el pueblo se había olvidado de esta parte del pacto.

No es suficiente venir a la iglesia, Dios espera de ti y de mi obediencia más que los sacrificios. Y el pueblo de Israel había quebrantado su pacto con Dios porque se habían olvidado de lo más importante; Su presencia.

No es solo decir “que bueno, llegué hasta aquí” – Es necesario poder decir con certeza “si he llegado hasta aquí ha sido porque la presencia del Señor me ha acompañado a través de mi caminar. El no me ha dejado”

Y en aquel campo de batalla, “cuando el pueblo vio llegar el arca del pacto que entró al campamento, los Israelitas gritaron tan fuerte que la tierra vibró” 1 Samuel 4:5

Pero las batallas no se ganan por la emoción. No podemos ser cristianos de emoción y sin unción.

Si vienes a la iglesia simplemente para saltar, aplaudir, y escuchar canticos pero no te llenas de la unción del Señor, simplemente estás haciendo ruido como dice el apóstol Pablo a los corintios en 1 Cor 13:1 “como metal que resuena o címbalo que retiñe“ Y eso es exactamente lo que Satanás quiere {gente que hace ruido pero no causan cambios}. Dile a tu vecino “no me incomodas si haces ruido, pero asegúrate de que tu ruido vaya acompañado de la unción de Dios”.

Unción es lo que necesita la iglesia

La batalla que pelea la iglesia de Jesucristo es una batalla real. Es una batalla espiritual – Una batalla de vida o muerte eterna. Satanas no quiere que tu familia se salve, que tu familia se salven y le sirvan al Señor, que tus compañeros de trabajo y vecinos vengan al evangelio. Por eso tienes que luchar, y para eso necesitas llevar su presencia al campo de guerra.

Moisés le dijo a Dios “si tu presencia no va conmigo no voy” Porque el sabia las consecuencias de andar sin la cobertura de Dios.

El pueblo se había confiado en las rutinas religiosas, tenían falsas expectativas de lo que Dios haría por ellos; porque se olvidaron del pacto.

1 Samuel 4

 Y los filisteos tuvieron temor, pues dijeron: Dios ha venido al campamento. Y añadieron: ¡Ay de nosotros!

Ellos habían escuchado del Dios de Israel, de las victorias que Jehová les había dado a su pueblo, y tuvieron gran temor.

Pero para sorpresa de todos cuando la batalla comenzó los israelitas fueron derrotados, cayeron en vergüenza y el arca del pacto les fue quitada de sus manos.

Si tu no cuidas lo que el Señor te ha dado, el enemigo te lo va a quitar. Si tu no guardas lo que Dios ha puesto en tus manos el diablo te lo va a arrebatar.

Hay que cuidarnos de caer en la rutina religiosa

Vengo a la iglesia, sirvo, diezmo, ofrendo – entonces todo esta bien…Check!

Muchas veces nos preocupamos tanto de la obra del Señor y descuidamos al Señor de la obra.

Es necesario traerle la obra al Señor, presentarle nuestros talentos, el llamado, el ministerio, la familia, el hogar, nuestras pertenencias y decirle “Aquí esta Señor, todo esto te agradezco, pero es tuyo, tómalo: y a cambio dame tu presencia que es para mi lo mas importante” Y ahí es donde vas a ver la multiplicación que Dios trae, las victorias que Dios te va a dar, y tendrás un testimonio para contar.

Icabod

Fueron grandes las perdidas aquel día. Miles de muertos en el campo de batalla y el arca confiscada por los filisteos. Cuando le dan la noticia al sacerdote Eli, este cae hacia atrás del asiento donde se encontraba sentado y se rompe la nuca y muere. Y su nuera que estaba embarazada de Finees, al oir la noticia de que su marido había muerto, se le adelantó el parto del dolor que le vino y fue tan fuerte aquello que posiblemente se desangró y mientras moría dijo “pónganle al niño el nombre Icabod porque la presencia de Dios nos ha abandonado”

¡Que cosa mas terrible! ¡Que escena tan traumática!  Y es que ellos sabían la importancia de vivir en la presencia del Señor.

¿Sabes cuán importante es su presencia? Hay gente que lamentablemente tienen que pasar por un trauma para darse cuenta de lo lejos que se han ido de la presencia de Dios. No esperes a que el diablo se enfrente a ti en batalla y te deje en vergüenza para entonces venir y arreglar tu vida con Dios. Dios les dio demasiadas oportunidades para rectificar su situación espiritual antes de llegar aquel horrendo día de muerte, dolor y vergüenza.

1 Samuel 5

Nos dice que los filisteos llevaron el arca de Dios de Eben-ezer a Asdod, territorio filisteo, y metieron el arca en el templo de Dagón el dios de ellos, y la pusieron junto a Dagón. Pero cuando vinieron al otro dia a adorar a Dagón, para su sorpresa “encontraron que Dagón había caído rostro en tierra delante del arca del Señor.” Estaba adorando!!! Lol

Lo levantaron en su lugar y se fueron. Al otro dia cuando vinieron tempranito a adorar a Dagón lo encontraron otra vez postrado frente al arca del Señor, pero esta vez sin manos y sin cabeza. PORQUE ANTE LA PRESENCIA DE DIOS TIEMBLA LA TIERRA, DIOS NO COMPARTE SU GLORIA CON NADIE – Ni con Dagón, ni con los dioses que a veces vemos que gente pone por tradición y por costumbre – hermano, si usted está haciendo eso deje eso y acuérdese lo que dice la palabra “Ex 20:3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.”

Dios es un Dios celoso y demanda la exclusividad (Deut. 5:9).

Y luego de plagas y tumores y confusión que le sobrevinieron a cada ciudad donde llevaron el arca, la trasladaron de Asdod a Gat, y luego de Gat a Ecrón, y había pánico entre el pueblo. Entonces luego de 7 meses tuvieron que regresarla al pueblo de Israel. Porque Dios no va a quedarse en un lugar donde no le den el primer lugar.

Entonces el profeta Samuel reúne a los hijos de Israel en Mizpa, y en aquel día el pueblo reanudó su pacto con el Señor como una esposa reanuda su compromiso con su amado. Y Samuel como sacerdote realiza aquella hermosa ceremonia y para recordatorio al pueblo levanta una piedra entre Mizpa y Sen y le llama Eben-ezer, Dios no se olvidó de nosotros, no nos abandonó aunque fuimos infieles, El nos sigue amando.

Y así lograron vencer a los filisteos, porque Jehova peleó por su pueblo.

Dios te ama iglesia, tu eres lo mas preciado para El. Por eso murió por ti para redimirte. Vayamos a Mizpa y pactemos con El en este día para su presencia nos acompañe en lo que resta de nuestro caminar por esta tierra.

CONCLUSION

En este año #15 procuremos buscar mas de su presencia, cuidemos lo que Dios nos ha dado. Que su presencia nos acompañe en cada servicio, que este ministerio sea respaldado por Dios con milagros y prodigios, que otros escuchen las maravillas que Dios está haciendo en este campamento, que cuando gritemos como hizo el pueblo de Israel cuando vio el arca llegar tiemble la tierra pero no por nuestro ruido pero sí por la unción que nos acompaña. Asi estaremos listos para muchos años más de victorias ganando almas para Cristo y preparando a los santos para nuestro encuentro glorioso con Jesús.

Llamado a Salvación

Si tu no has aceptado a Cristo como único y exclusivo salvador, yo te quiero hacer un llamado a que le entregues tu vida en este dia. Dice en :

Romanos 10:9-13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

Un comentario en “Ebenezer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: